Mario Corona

Av. Palmas #151, Ciudad de México
Tels. 5683-4969 / 6308-7337 / 044 55 3265-6039
  • Página Web
  • Galería
  • Twitter
  • Facebook

El Art Noveau en los vitrales

Hacia 1860 William Morris funda una empresa en régimen de cooperativa, la Morris Firm, en la que, volviendo a los métodos de manufactura medieval, pretende revitalizar las labores artesanas, una de cuyas actividades será la realización de vitrales, como el de la catedral de Birmingham, realizado en 1887 sobre un proyecto de Burne Jones, que representa el Juicio Final.

El vitral vuelve a aparecer con los mismos elementos con que nació, los únicos necesarios para que un vitral sea lo que debe ser, plomo, vidrio e imaginación. Los esmaltes desaparecen, Recogiendo la mejor tradición de los siglos XII y XIII, incorpora las sugerencias y temática modernistas: motivos vegetales, flores caprichosas y los elementos simbolistas del movimiento. Algunos de estos elementos se realizan en relieve, combinados con el resto del vidrio plano.

La Escuela de Glasgow, fundada por "los tres Mac" (las hermanas Macdonald, casadas con los arquitectos Mackintosh y Mackmurdo), ha dejado vitrales que por su pureza todavía hoy no han sido superados. En ellos se incorpora la "rosseball", su emblema característico, estilización de una rosa que posteriormente se encuentra en vitrales de otros autores y será típica de las composiciones modernistas. Es clásica la puerta con vitrales del "Room de Luxe" del salón de té Willow de Glasgow, proyectada por Mackintosh en 1901, en la que se muestran los tonos y gamas de colores suaves y las lineas ovoides preferidas por la Escuela Escocesa.

Las teorías de William Morris darían lugar a la aparición del Arts and Craft, que a su vez influiría en los movimientos paralelos europeos, creándose numerosas escuelas de artes y oficios. Émile Gallé, propulsor de la Escuela de Nancy, dedicó una gran parte de su actividad a la fabricación de objetos de vidrio, jarrones y vasijas de formas y decoración muy simbolista y fue el iniciador de los Salones de Artes Decorativas de París, en el Champ de Mars, exposiciones anuales que desde 1891 fueron fundamentales para las artes decorativas y, especialmente, para el vitral. En la Exposición Universal de París de 1889 se presentó el decorador norteamericano Tiffany con los vitrales "Las 4 estaciones", en los que los motivos figurativos estaban conseguidos aprovechando las vetas y aguas de un vidrio de tonalidades opalescentes creado por La Farge, denominado americano. Este vidrio tiene dos efectos: con luz por transparencia el clásico, pero cuando carece de iluminación el efecto opalino mantiene su viveza y evita la sensación de opacidad y oscurecimiento naturales del vidrio antiguo. En 1893 Tiffany diseñó para la catedral de New York la Capilla de San Juan de Dios, con vitrales que acusan su estilo arquitectónico, de inspiración bizantina. Su contacto con Europa le llevó a adoptar la simbología Modern Styl y puede considerarse como uno de los mejores introductores del vitral en el hábitat. En 1900 empezó la construcción de lámparas empleando cobre para engarzar el vidrio, con lo que conseguía una rigidez que el plomo no puede dar y le permitía todo tipo de formas y volúmenes.

Las corrientes historicistas y del Art Nouveau se manifestaron en Cataluña con el Modernismo y son de esta época, precisamente, los vitrales más interesantes. La firma Rigal y Granell realizó en sus talleres magníficos vitrales, entre los que hay que destacar los construidos para la casa Trinxet con proyecto de Joaquín Mir.

Jujol diseñó numerosos vitrales para las obras de Gaudí, _como los de la cripta de la Colonia Gliell, de gran sencillez pero de mucha imaginación al convertir el ventanal circular, mediante un marco de hierro, en una flor. Desgraciadamente los vidrios fueron pintados en frío y el esmalte ha sufrido muchos desperfectos. Gaudí quiso evitar estos inconvenientes en los vitrales de la catedral de Palma y para ello ideó el sistema de componer las coloraciones mediante la superposición de vidrios de los tres colores primarios (azul, rojo y amarillo) convenientemente rebajados. El resultado, de sorprendentes efectos ópticos, no pudo aplicarse a la totalidad de los ventanales por ser antieconómico. 

 

Posted on 11 Jun 2017 by Mario Corona


Opina

Name: Remember me
E-mail: (optional)
Smile:smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha
CAPTCHA, click to refresh
Contacto: mariofcorona@hotmail.com

Somos un taller artesanal con una gran tradición artística, desde su fundación en 1942 por el Prof. Ramón Corona Apicella, quien inventó el vidrio de burbuja y fundó el Taller de Vitrales del Instituto Nacional de Bellas Artes, que fue el primero en impartir clases y formar técnicos profesionales para la fabricación de vitrales en México. Hemos sido mencionados recientemente en la enciclopedia más grande de internet, mire Vitral en Wikipedia

Ir a Galería